mapa web Translate -
· estás en: inicio FU ››› ciudades y arquitectura ›› edificios › El Palau de la Música Catalana

entrar automáticamente
1. GUÍAS DE CIUDADES
    guías urbanas
    guías de transportes
2. DESCUBRIR
    rutas
    rincones secretos
3. MIRADAS
1. ARQUITECTOS
2. EDIFICIOS
3. ESPACIOS
1. PUENTES
2. TÚNELES
3. TORRES
4. OTRAS TIPOLOGÍAS
Edificios > El Palau de la Música Catalana
Ciudad: Barcelona
Edificio El Palau de la Música Catalana de Barcelona
Localización geográfica
País: España / Ciudad: Barcelona / Zona: Barri Gòtic - Ciutat Vella

Dirección postal: Calle de Sant Pere Mes Alt, 11
Cómo llegar
Autobús: 17, 19, 40 y 45

Metro: L1 y L4 - Urquinaona

Tranvía: -

Otros: Acceso en trenes de cercanías y regionales Renfe y FGC, desde la estación próxima de Plaça Catalunya (10 minutos andando). Llegan las lineas R1, R3, R4 y R7 de Renfe y las S1, S2, S5 y S55 de FGC.
Datos constructivos
Arquitectos: Lluis Domènech i Muntaner / Estudio Arquitectura : -

Constructora del edificio: -

Ocupante edificio: Consorci del Palau de la Música Catalana / Propietario: Orfeó Català / Uso: Auditorio
Datos técnicos del edificio
Altura: 14 m / Año construcción: 1905-1908 / Superficie: -

Plantas: PB + 2 plantas

Total plantas del edificio: PB + 2 plantas
Criterios generales de diseño
El Palau de la Música Catalana es sede del Orfeó Català, así como uno de los grandes referentes en el modernismo catalán y obra clave del arquitecto Domènech i Muntaner. Aunque cueste creerlo, fue levantado gracias a fondos privados como otras iniciativas de principios de siglo en Cataluña. Es un gran ejemplo de la colaboración civil barcelonesa, en la puesta en marcha de grandes proyectos colectivos.

Este simbólico edificio se levanta escondido y encajonado entre otros edificios, en una trama de calles estrechas con poca perspectiva. El lugar se justifica por estar próximo al lugar de residencia de cantantes y socios, procedentes de la clase popular sin muchos recursos, de la época en que se construyó. Todo ello no fue impedimento para que Doménech i Muntaner desplegara sus mejores cualidades para lograr una obra maestra del modernismo. La entrada principal se situa en la esquina, con el objetivo que el edificio cobrara el máximo esplendor, al mismo tiempo magnificó la esquina con un sorprendente grupo escultórico, cincelado por el artista Miquel Blay.

Esta peculiar catedral de la música, que goza de un reconocido prestigio mundial, había quedado obsoleta a mediados de los 80. Tras las últimas ampliaciones, realizadas entre 1983 y 2004 por Oscar Tusquets, el edificio escapa de las limitaciones de servicios, así como de los edificios de alrededor y deja adivinarse con una mayor presencia monumental. Si el exterior de ladrillo rojo visto ya nos sorprende con los elementos escultóricos que hacen alusión al mundo de la música, el interior es el testimonio de la voluntad de la sociedad por construir algo que trascendiera, que fuera un espacio donde la música escapara de sus ataduras, sobrepasara los limites del sonido y se plasmara en cada rincón. Música hecha escultura y arquitectura, sorprendiendo no sólo al oido por la inmejorable acústica del recinto, sinó a la vista y al alma.

Su interior está decorado con mosaicos de cerámica y cristales polícromos de temática floral. Se concibió una primera muestra de lo que es conocido como muro cortina, ya que la sala de conciertos está encerrada en muros obtenidos mediante vidrieras polícromas, iluminadas por la luz natural. La luz es el gran protagonista del palau, junto a la música, y así lo pone de testimonio el magnífico lucernario que decora y, al tiempo, ilumina la sala de conciertos.
Detalles del edificio
Fue declarado Monumento Nacional en 1971 y en 1997 declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, uniéndose a la larga lista de obras modernistas de Barcelona que, forman parte del patrimonio de todos los habitantes del mundo.

Es un lugar excesivo, delirante, pero hecho con "seny" como se diría en catalán; o lo que es lo mismo con una cierta lógica, como un poema que expresa aquello superior e intangible, pero lo hace siguiendo las rigurosas leyes de la métrica, igual que la Música. Una expresión plástica de la música hecha materia, plasmada en edificio y sumida en una serie de represntaciones escultóricas con gran simbolismo. En el exterior, en la confluencia de las dos fachadas en esquina destaca el gran conjunto escultórico de Miquel Blay. Representa la canción popular catalana y la tradición cultural hecha música, como si fuera una gran representación operística: Sant Jordi - patrón de Cataluña- sostiene la bandera de Cataluña (la senyera) y una espada, y más abajo, una muchedumbre de gente variada (hombres, mujeres, payeses, pescadores, gente de ciudad, niños ..) que rodean una joven que canta.

En en el interior, destaca el fondo del escenario que aparece ornamentado con la representación de una serie de damas modernistas o musas de la música. Cada una con un instrumento musical, obtenidas mediante cuerpos volumétricos esculpidos por Eusebi Arnau y ropajes planos compuestos mediante cerámica polícroma ejecutada por Mario Maragliano. En la parte superior derecha de la boca del escenario, el escultor Pablo Gargallo modeló una evocación de la cabalgata de las walkirias con un collage pionero, al incorporar riendas y lanzas auténticas. El conjunto es una prueba de que la sociedad barcelonesa de entonces estaba habituada a aceptar todo suerte de manifestaciones estéticas, con un cosmopolitismo que se avanzaba a su tiempo.

Configuración y aforo: El Palau está configurado en los espacios modernistas y los espacios nuevos. Dentro del núcleo antiguo destaca la sala de conciertos - elemento principal del edificio con 2076 asientos, el vestíbulo, el foyer, la sala de cámara con 120 asientos y la sala Lluís Millet. Los nuevos espacios surgidos de la ampliación son: el petit Palau - una sala de conciertos de 538 asientos, Espacios Siglo XXI - salas nobles de trabajo y reuniones, sala de ensayos, restaurante El Mirador, tienda Las Muses del Palau y la Plaza de la Pau.

Visitas guiadas: De lunes a domingo, visitas cada media hora. Idiomas catalán, castellano e inglés. Duración 50 minutos. Máximo de persones por visita 55.
Más información relacionada en Factoría Urbana
Barcelona
Anella Olímpica - Barcelona
Parc Diagonal Mar
Nueva sede social del grupo Gas Natural
Torre Mapfre
Galería fotográfica
Noticias relacionadas
El MOMA de Nueva York adquiere la maqueta de la nueva sede de Gas Natural 19/09/2006

Telefónica construirá una torre de 110m en el Fòrum de Barcelona 20/10/2006

Metrópolis Barcelona acerca la realidad metropolitana a los ciudadanos 15/11/2006

Factoría Urbana © 2005-2011 - Todo el contenido de esta web está publicado bajo licencia de uso Creative Commons Licencia de Creative Commons
v.2.5 a - Una ventana al mundo urbano - Inicio | Sobre Factoría Urbana | contacta con nosotros | Sitemap