mapa web Translate -
· estás en: inicio FU ››› ciudades y arquitectura ›› edificios › Mezquita - Catedral de Córdoba

entrar automáticamente
1. GUÍAS DE CIUDADES
    guías urbanas
    guías de transportes
2. DESCUBRIR
    rutas
    rincones secretos
3. MIRADAS
1. ARQUITECTOS
2. EDIFICIOS
3. ESPACIOS
1. PUENTES
2. TÚNELES
3. TORRES
4. OTRAS TIPOLOGÍAS
Edificios > Mezquita - Catedral de Córdoba
Ciudad: Córdoba
Edificio Mezquita - Catedral de Córdoba de Córdoba
Localización geográfica
País: España / Ciudad: Córdoba / Zona: Casco Histórico (Judería)

Dirección postal: Calle Cardenal Herrero, 1
Cómo llegar
Autobús: Líneas 16 y 3

Metro: -

Tranvía: -

Otros: En la zona del casco histórico, el acceso mediante automóvil es desaconsejable pues se encuentra en una zona de tráfico restringido. La mejor opción es utilizar los aparcamientos disuasorios que se encuentran alrededor de la zona y llegar a pie o en bicicleta.
Datos constructivos
Arquitectos: - / Estudio Arquitectura : -

Constructora del edificio: -

Ocupante edificio: - / Propietario: Cabildo de la S. I. Catedral de Córdoba / Uso: Religioso
Datos técnicos del edificio
Altura: - / Año construcción: 786 – 990 (Mezquita); S. XVI (Catedral) / Superficie: Más de 22.000 metros cuadrados, con una longitud de 174 metros de largo y 128,4 de ancho

Plantas: La zona de la mezquita árabe desarrolla su superficie en una única planta de escasa altura; en el área de la Catedral, sobresale el imponente crucero que da forma a la cruz latina que articula la zona del altar y retablo en la cabecera, y la zona del coro en los pies.

Total plantas del edificio: -
Criterios generales de diseño
Para la construcción de la antigua mezquita se siguieron los cánones de construcción hispanomusulmana tradicionales. Así, se empleó la piedra como método constructivo (propia de la arquitectura califal) y los arcos sobre columnas como soporte.

La estructura de la mezquita original era muy sencilla y seguía el esquema empleado por Mahoma para su oratorio en el patio de su casa. Así, constaba de tres partes ordenadas en eje longitudinal: el haram, la parte cubierta dedicada a la oración; el sahn, un espacio al aire libre rodeado de pórticos en el que quedaba instalada una o varias fuentes de abluciones; y el alminar, torre desde donde se convocaba a orar.

Es de destacar la horizontalidad del haram (parte cubierta) y el sistema constructivo empleado en el caso cordobés. Los arquitectos, inspirados en el acueducto romano de los Milagros (Mérida), crearon un bosque de columnas de mármol (que en total serían unas 850) que soportaban la estructura de madera de la cubierta. Sobre estas columnas se apoyaba una doble arquería que elevaban la altura del edificio, la mas baja de herradura sobre capitel, y la superior de medio punto sobre pilares.

El diseño que podemos ver hoy en día es fruto de una serie de ampliaciones que se sucedieron durante unos dos siglos debidas al aumento de la población de la ciudad, y al crecimiento de la importancia de ésta. Ningún añadido perjudicó la unidad del conjunto, pues se siguieron empleando las mismas técnicas constructivas y los mismos principios.

  • El núcleo original fue obre de Abd al-Rahman I que erigió un oratorio sobre el solar de la antigua capilla visigoda de San Vicente. La edificación fue completada por Hisam I, que dotó al patio de una galería para mujeres, un pabellón de abluciones y un alminar junto a la puerta de entrada.

  • La segunda etapa corresponde a Abd Al-Rahman II que aumenta el tamaño de la sala de oración y mejora el patio.

  • El triunfo arquitectónico del conjunto llega de la mano de Abd Al-Rahman III, que agranda longitudinalmente la superficie del patio y rehace el alminar. Su hijo al-Hakam II ampliará la zona de oración hasta muy cerca del río Guadalquivir rehaciendo la qibla (el muro orientado a la Meca) y empotrando en él el mihrab, lugar sagrado que adoptaría por primera vez forma de habitación, y del que se puede destacar su grandiosa cúpula nervada y su portada de mosaicos bizantinos.

  • La cuarta fase corresponde al ministro Almanzor, quien se encuentra en la necesidad de ampliar el edificio pero con el obstáculo del río Guadalquivir. Ante tal situación, decide llevar a cabo una ampliación lateral de la mezquita, quedando entonces descentrados respecto al eje central el mihrab y el alminar.a

  • Cinco siglos después, con la llegada del cristianismo a la ciudad, se ordena empotrar un crucero catedralicio de planta latina en las zonas de las ampliaciones de al-Hakam II y de Almanzor, que en cierto modo mutiló al edificio pero que lo preservó hasta nuestros días.

    El día 1 de abril de 1249 se establece por parte del Obispado y del Cabildo, la exclusiva titularidad del Cabildo sobre la Mezquita. Las dependencias islámicas se acomodaron al gusto cristiano, convirtiendo espacios en capillas para el culto de la época. Las necesidades cada vez mayores de un templo catedralicio llevaron a realizar a finales del S. XV una Catedral cristiana al cargo del arquitecto Hernán Ruíz I.

    También la Catedral fue mezcla de estilos y diseños arquitectónicos. Los primeros trabajos se realizaron bajo postulados góticos, para impregnarse más tarde y por completo del arte renacentista. Si bien la mayor parte de la obra se realizó en ese estilo, se pueden ver influencias manieristas en la cúpula del crucero o en el coro. Finalmente, la torre, que envuelve al antiguo alminar árabe, presenta influencias barrocas. En su parte más alto queda instalado un campanario coronado por un San Rafael, custodio de la ciudad de Córdoba.
    Detalles del edificio
    La mezcla de estilos es permanente en el edificio, y hace que no podamos perdernos algunos detalles del mismo. Entre ellos, están las columnas sin basa, que dominan el espacio de oración musulmán por un aumento de la altura de la solería, quedando la mayoría bajo el nivel del suelo.

    También se pueden destacar las capillas cristianas instaladas en el perímetro del edificio, integradas en un espacio de culto musulmán.

    La portada del mihrab es un auténtico tesoro, un mosaico importado de Bizancio realizado con teselas cuadradas de pasta vítrea que se combinaban con piezas laminadas de oro, plata y nácar. El tema principal del mosaico es el árbol de la vida. Finalmente, como detalle puramente estético, es destacable el juego de luces que presenta toda la parte interior del edificio, alternando la oscuridad del bosque de columnas musulmán cuya única fuente de luz eran los lucernarios del techo, con la claridad y grandiosidad del crucero cristiano con sus cúpulas y espacios verticales con grandes ventanales.
    Más información relacionada en Factoría Urbana
    Galería fotográfica
    Noticias relacionadas
    Factoría Urbana © 2005-2011 - Todo el contenido de esta web está publicado bajo licencia de uso Creative Commons Licencia de Creative Commons
    v.2.5 a - Una ventana al mundo urbano - Inicio | Sobre Factoría Urbana | contacta con nosotros | Sitemap