mapa web Translate -
· estás en: inicio FU ››› ciudades y arquitectura ›› rutas › Las Ramblas y Port Vell
entrar automáticamente
1. GUÍAS DE CIUDADES
    guías urbanas
    guías de transportes
2. DESCUBRIR
    rutas
    rincones secretos
3. MIRADAS
1. ARQUITECTOS
2. EDIFICIOS
3. ESPACIOS
1. PUENTES
2. TÚNELES
3. TORRES
4. OTRAS TIPOLOGÍAS
Rutas > Las Ramblas y Port Vell
Tipo: Urbana Ciudad: Barcelona
Mapa/Detalle del recorrido
Mil caras, mil destinos que transitan las 24 horas por una de las principales calles de España, las ramblas. Un espacio de paseo de los barceloneses y de gente de diferentes nacionalidades. Las ramblas y la zona de ocio del puerto se han convertido en un espacio multicultural de encuentro, escenario y taller de artistas callejeros, y atracción turística en si misma.
Situación geográfica detallada
Las ramblas o La Rambla, es la avenida principal que conecta el centro de la ciudad de Barcelona, la Plaça de Catalunya, con el puerto (Portal de la Pau). Esta avenida conecta y une los barrios del Barri Gòtic y El Raval, siendo la principal avenida junto a la Vía Laietana del distrito de Ciutat Vella.
Cómo llegar
Desde Plaça Catalunya: Metro L1 y L3 Plaça Catalunya. Acceso en trenes de cercanías y regionales Renfe y FGC, desde la estación homónima. Llegan las lineas R1, R3, R4 y R7 de Renfe y las S1, S2, S5 y S55 de FGC.

En mitad del recorrido de las ramblas hay una estación de metro: L3 Liceu.

Desde Portal de la Pau - Monumento a Colón: Metro L3 Drassanes y Autobuses 14, 36, 38, 57, 59, 64, 91 y 157.

Desde Port Vell - Muelle de España: Autobuses 19 y 40.
Descripción de la ruta
Desde su inicio en Plaça Catalunya hasta su final en Colón, las ramblas tienen 5 nombres diferentes: Rambla de Canaletes, que recibe el nombre de la fuente situada en esta zona; rambla del estudis (estudios) que recibe el nombre del edificio de Estudios Generales o Universidad del siglo XV que se situaba aquí hasta el 1843; rambla de les flors (de las flores), por ser el único lugar de Barcelona donde se vendían flores en el siglo XIX; rambla del centre (centro) o Caputxins (Capuchinos), por el antiguo convento de Capuchinos y rambla de Santa Mónica, próxima al puerto, donde se levanta la parroquia que le da nombre y que fue en su momento convento de los Agustinos Descalzos.

Su atractivo real son las personas y la vida que no cesa de fluir por ellas. Los mimos y artistas que llenan de color a la espera de una moneda para hacer una pequeña representación, así como los dibujantes y pintores que llenan lienzos de bocetos y pinceladas o las dependientas que atienden los puestos de flores, animales o kioskos de prensa dan a este paseo algunas de las razones de su gran popularidad. Somerset Maugham, famoso escritor inglés, la calificó como la calle más bonita del mundo. Junto a la rambla no hay que dejar de visitar la Plaça Reial (Plaza Real) nacida del derribo de un convento tras el estallido revolucionario de 1835, con un gran atractivo al ser de las pocas plazas porticadas de la ciudad, con algunos de los mejores restaurantes y bares del casco antiguo. No hay que perder detalle a sus curiosas farolas, uno de los primeros trabajos de Antoni Gaudí. Pero quizá los dos elementos más enriquecedores de las ramblas son el Liceu y la Boqueria.

El Gran Teatre del Liceu fue inaugurado en 1847, siendo el primer escenario operístico de España. Por su foso han pasado grandes figuras como Richard Strauss, Von Karajan, Manuel de Falla, Caruso, Maria Callas, Pavarotti o los catalanes Josep Carreras, Montserrat Caballé y Pau Casals. Ha sufrido varios incendios en su historia como el primero en 1861, o el último en 1994. En todos ellos, siempre hubo una rápida respuesta de la sociedad, al considerarlo todo un símbolo de la ciudad. Por otro lado, El Mercat de la Boqueria, es todo un referente de las ramblas y de visita obligada para miles de foráneos que lo visitan diariamente. Es todo un espectáculo para los sentidos, donde encontrar alimentos de todas partes del mundo.

Acercandonos al final de las ramblas, no podemos dejar de sorprendernos por la presencia del antiguo museo de Cera de la ciudad y junto a el, uno de los mejores espacios donde tomar algo con los amigos, el Bosc de les Fades (bosque de las hadas). Un cuento de hadas que nos rodea mientras hacer una pausa en nuestro recorrido. Nuestro destino final se acerca, al llegar al Portal de la Pau, donde encontramos una de las mejores postales de Barcelona: el monumento a Colón.

Próximo al monumento a Colón, encontramos las antiguas Reials Drassanes (Reales Atarazanas), declarado Monumento Histórico-Artístico nacional.

Superado el monumento a Colón se llega al puerto, donde nos esperan las Golondrinas, las populares embarcaciones que nos llevarán a dar un tranquilo recorrido por las aguas del puerto, hasta el rompeolas. Si proseguimos nuestro paseo, alcanzaremos la zona remodelada en 1992, la rambla del mar. Una pasarela de madera que se sostiene sobre el agua gracias a unos modernos brazos de hierro, que nos llevará hasta el final de nuestra ruta, el Moll d’Espanya (Muelle de España), donde encontraremos la zona ganada de ocio al antiguo puerto industrial. Esta zona llamada Port Vell (Puerto Viejo), es una de las ofertas de ocio más llamativas de Barcelona. Aquí encontraremos el Maremagnum, un moderno centro comercial y de ocio abierto los 365 días del año y también los cines tridimensionales IMAX PortVell y L'Aquàrium, el acuario de la ciudad, uno de los más modernos y atractivos de Europa.
Monumentos, ciudades y edificios destacados

  • Fuente de Canaletes: Se dice que los visitantes que beban agua de esta fuente se quedaran para siempre en la ciudad. La fuente es también el lugar de encuentro de los hinchas del Barça para celebrar sus títulos.

  • Mosaico obra del artista Joan Miró: Cerca de la zona del Pla de l'òs, podemos encontrar este símbolo de la nueva rambla. Es un regalo del pintor a su ciudad, para dar la bienvenida a los viajeros que llegan por mar, de la misma forma que su gigantesco mural del aeropuerto da la bienvenida a los que llegan por aire.

  • Monumento a Colón: Con sus 51,30 metros de altura (7 de ellos corresponden a la escultura de Rafael Ataché), domina el Port Vell. Fue diseñada en 1886 por el arquitecto Gaietà Biugas i Monravà con motivo de la Exposición Universal de Barcelona en 1888, celebrada en el Parque de la Ciutadella. En lo alto del monumento encontraremos un gran mirador 360º, donde poder observar Barcelona y su puerto.

  • Un poco de historia sobre la Rambla: El nombre procede del árabe ram.la, que significa arenal o canalizador de aguas. Tuvo dicha misión durante siglos, pues uno de los torrentes de Barcelona, la Riera d'en Malla, discurría por este espacio desde la montaña de Collserola hasta el mar. La Rambla era un camino y un torrente bordeado por conventos y murallas. En el año 1704 se comenzaron a levantar casas en el espacio ocupado por las murallas y el año 1775 fue derribada la parte de las murallas próxima a las Drassanes (Atarazanas) y, hacia finales del siglo XVIII, se urbanizó la calle y la Rambla quedó convertida en paseo. Desde entonces, la rambla ha seguido canalizando el curso, aunque en vez de aguas se tratara de paseantes.

    Aunque desde el punto de vista arquitectónico no es tan espectacular como el Passeig de Gràcia, hay que destacar algunos edificios, como son los Palacios March, Moja y Virreina, así como la iglesia de Betlem o el antiguo Teatro Principal.

  • Iglesia de Betlem: Del Siglo XVI, es uno de los mejores ejemplos del gótico catalán, con una única nave grande y espaciosa en su interior. Un incendio en el año 1936 destruyó buena parte de su belleza original.

  • Drassanes Reials: Las Atarazanas se construyeron como arsenal de galeras al servicio de la Corona de Aragón y datan de hace más de 700 años. Su construcción es gótica y se llevó a cabo en dos periodos: el primero, entre los años 1283 y 1328, y el segundo, entre los años 1328 y 1390, con sucesivas ampliaciones que lo configuraron tal como es en la actualidad. En su interior se sitúa el museo marítimo de Barcelona, que reúne desde 1929, un importante conjunto de colecciones que ilustran la cultura marítima de la antigua corona de Aragón.
  • Datos útiles de la ruta
    Iniciamos este recorrido desde el corazón de Barcelona, la Plaça Catalunya, y bajamos por las ramblas hasta la zona más moderna y a su vez tradicional del puerto de la ciudad, el Port Vell. La longitud del recorrido de Las ramblas es de 1,3 km y el tiempo estimado es de 30-45 minutos.
    Galería fotográfica
    Factoría Urbana © 2005-2011 - Todo el contenido de esta web está publicado bajo licencia de uso Creative Commons Licencia de Creative Commons
    v.2.5 a - Una ventana al mundo urbano - Inicio | Sobre Factoría Urbana | contacta con nosotros | Sitemap